La prima cosa bella

Estreno 10 de noviembre

Premios y Festivales

• Seleccionada por Italia para los Oscar

• 3 Premios David Di Donatello

Mejor Actriz, Mejor Actor y Mejor Guión


Sinopsis

Bruno Michelucci, profesor de literatura en una escuela de hostelería de Milán, sobrevive a los recuerdos de una infancia traumática y a la belleza embarazosa de una madre vital y extravertida.

Todo empezó en el verano de 1971, cuando, en la tradicional elección de la Miss del establecimento playero más popular de Livorno, Anna, su madre, fue coronada inesperadamente como la “mamá más bella del verano”.

A partir de entonces, llegan los problemas a la familia Michelucci, y vivir se convertirá en toda una aventura que va superando a Bruno hasta llegar a nuestros días, cuando Valeria, su hermana, decide reconciliar a Bruno con su pasado y con su madre.


Ficha artística:

Valerio Mastandrea …… Bruno Michelucci (adulto)

Stefania Sandrelli ……. Anna Nigiotti (madre adulta)

Micaela Ramazzotti ……. Anna Nigiotti (madre joven)

Claudia Pandolfi …. Valeria Michelucci (adulta)

Fabrizia Sacchi ………… Sandra


Ficha técnica:

Director: Paolo Virzì

Guionista: Francesco Bruni, Francesco Piccolo, Paolo Virzì

Productor: Fabrizio Donvito, Marco Cohen, Benedetto Habib

Música : Carlo Virzì

Fotografía: Nicola Pecorini

Montaje: Simone Manetti


Datos técnicos:

Drama – Comedia

País: Italia

Duración 111 minutos

Año: 2010


Acerca del director Paolo Virzì

Paolo Virzì (director, guionista y productor) se hizo un lugar en el cine gracias a su primera película, La bella vita, por la que obtuvo un premio David di Donatello y el Nastro d’Argento a la Mejor Primera Película.

A continuación escribió y dirigió otras ocho, entre las que figuran Ferie d’agosto, Ovosodo (Gran Premio del Jurado en Venecia), Baci e abbracci, My Name is Tanino, Caterina va in città y Napoléon (et moi), con Daniel Auteuil y Monica Bellucci. Su penúltimo título, Tutta la vita davanti, recibió dos Nastri d’Argento (a la Mejor Película y al Mejor Papel Secundario para Sabrina Ferilli).


Acerca del elenco:

Valerio Mastandrea

Participó en medio centenar de películas y se le considera una de las figuras más representativas de la renovación del cine italiano. Se dio a conocer a los 19 años, al intervenir en los debates televisivos de Maurizio Costanzo.

Seguidamente, debutó en los escenarios en el Teatro Argot de Roma y llega al cine casi por azar con pequeños papeles a partir de 1993. Adquiere cierta notoriedad y popularidad gracias a una película en blanco y negro de pequeño presupuesto, Cresceranno i carciofi a Mimongo, de Fulvio Ottaviano (1996). El año siguiente obtuvo el Premio de Interpretación Masculina en el Festival de Cine de Locarno por Tutti giù per terra, de Davide Ferrario (1997). Por Velocità massima, de Daniele Vicari, recibió el Premio Pasinetti (mención especial) al Mejor Actor en el 59.º Festival de Venecia en 2002. En 2005 realizó el cortometraje Trevirgolaottantasette, sobre los accidentes laborales en Italia

Stefania Sandrelli

Debutó en el cine a los quince años, en 1961, en Il federale, de Luciano Salve, y a este título le siguió, el mismo año, la comedia Divorzio all’italiana (Divorcio a la italiana), de Pietro Germi, con Marcello Mastroianni. En 1964, Germi le ofreció su primer papel protagonista en Sedotta e abbandonata (Seducida y abandonada). A continuación trabajó en algunas películas importantes, lo que la situó entre las grandes actrices italianas. Entre otros títulos se pueden citar: Il conformista (El conformista), de Bernardo Bertolucci (1970); Brancaleone alle Crociate, de Mario Monicelli (1970); y uno de sus papeles más conocidos en C’eravamo tanto amati (Una mujer y tres hombres), de Ettore Scola (1974), o el de Novecento, de Bernardo Bertolucci (1976).

Stefania Sandrelli ha trabajado con numerosos directores italianos, como Fellini, De Sica, Bertolucci, y con actores de renombre internacional, como Mastroianni, Nino Manfredi o Vittorio Gassman. A partir de los años noventa, participó en series televisivas italianas, pero siguió en el cine con títulos como Jamón, jamón, de Bigas Luna (1992), La cena, de Ettore Scola (1998), Un giorno perfetto, de Ferzan Ozpetek (2008); L’ultimo bacio (El último beso), de Gabriele Muccino (2001).

En 2005, recibió un León de Oro en el 62.º Festival de Venecia por el conjunto de su carrera. Además, ha obtenido tres premios David di Donatello: a la Mejor Actriz en 1989 por Mignon è partita, de Francesca Archibugi, y al Mejor Papel Femenino de Reparto en 2001 y 2002, por L’ultimo bacio (El último beso) e Hijos, de Marco Bechis.


Nota del director:

“Para mí fue una experiencia emocionante hacer LA PRIMA COSA BELLA en la ciudad de la que he estado intentando escapar durante un cuarto de siglo. Aparentemente, yo no podía alejarme por completo. Livorno es como mi escenario personal, una ciudad en la que gente común y corriente vive historias extraordinarias, que a mí me emociona contar y filmar.

Quizá sea porque estamos pasando momentos duros, en los que nuestra sociedad se ha llenado de desconfianza y resentimiento, o porque mi película anterior, Tutta la vita davanti, me ha planteado problemas contemporáneos perturbadores, en esta ocasión he preferido envolverme en el calor de esta historia, que habla de personajes que aprendemos a amar: el círculo de la vida con sus misterios duros pero felices, en una familia cualquiera”.

Paolo Virzì


Dijo la crítica:

“Comedia dramática, llena de sentimiento, carente de sentimentalismo”

Corriere della Sera

“Comedia y patetismo se entrelazan en las manos del Sr. Virzí, mientras que Pandolfi brinda una actuación tan exquisita que no te das cuenta hasta el final que el film era tan basado en su personaje como en el de su hermano y su madre”.

Puntaje: 9

Neil Genzlinger / The New York Times

“En este fresco a la italiana de unas cuantas vidas el tono de comedia aplaca por completo el melodrama. Un film empapado de esa salsa familiar de las comedias de Scola, Risi, Monicelli o Germi”

E. Rodríguez Marchante / Diario ABC

“Tragicómica, sensible y sensual. Un ejercicio cinéfilo que reconcilia al neorrealismo italiano (cuando ya era tomado más por el humor que por la crónica social) con el melodrama más canónico”.

Fausto Fernández / Fotogramas

Tags

Sorry - Comments are closed